Balón Intragástrico

El Balón Gástrico es un dispositivo de silicona flexible que tiene por objetivo rellenar un espacio en el estómago del paciente y, así, promover la sensación de saciedad y facilitar el proceso de adelgazamiento saludable. Es decir, auxilia el paciente a sentirse más satisfecho comiendo menos, ya que parte de su estómago estará relleno por el balón intragástrico.

Es precisamente de esta forma que el balón facilita el proceso de adelgazamiento saludable: provoca sensación de saciedad y por lo tanto ayuda a controlar la cantidad de alimentos ingerida. Es una solución transitoria, ya que se aconseja que el paciente tenga el balón de seis a ocho meses en su estómago. Su éxito depende directamente de la capacidad que tenga la persona de cambiar sus hábitos alimenticios y de incorporar el ejercicio en su vida.

Dentro de sus principales beneficios es que es una cirugía mínimamente invasiva, ambulatoria y sin incisiones. Al ser realizado a través de una endoscopía digestiva y que puede ser removido sin alterar la anatomía del estómago.

Este sistema está indicado en pacientes obesos:

• Con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 30 (que tengan 15 a 20 kilos de sobrepeso)

• Adolescentes de 13 a 18 años a los que no se puede ofrecer una cirugía definitiva para su obesidad, ya que no cuentan con la madurez física ni emocional para enfrentar a este tipo de cirugías.

• Pacientes con obesidad mórbida candidatos a una cirugía pero, de altísimo riesgo o que, simplemente, rechazan la cirugía como única alternativa de tratamiento.

Comments are closed.